Campeonato de España de Ciclismo Adaptado en Pista

Pedro Sánchez Migallón y Carlos Perona, los dos representantes de Castilla-La Mancha, cerraron una notable actuación en el Velódromo de Galapagar, sede el pasado fin de semana del Campeonato de España de ciclismo adaptado en pista. Los dos ciclistas manchegos afrontaban su primera actuación en pista con muy buenas sensaciones debido al gran estado de forma y los buenos resultados obtenidos en carretera. Pese a la inexperiencia y a las propias circunstancias personales, el balance final fue muy positivo durante su competición en la modalidad C3.

Pedro Sánchez conseguía la medalla de plata en persecución individual. El ciclista de Membrilla había llegado a la última fase de la competición empatado en tiempo con el vigente campeón, el navarro Eduardo Santas, pero una crisis generada por su enfermedad le impidió competir en la final, quedándose con una plata que no pudo recibir en el podio al haber tenido que abandonar el velódromo. Su compañero de selección, Carlos Perona, recogió la medalla en su nombre. Eduardo Santas revalidaba el oro, en un podio que completó el catalán Jaume Morales.

 El nivel demostrado por Sánchez en su primera intervención en pista, muy igualado a Santas y superior al resto de competidores, hace pensar que el manchego hubiese obtenido medallas en el resto de pruebas, scratch y kilómetro, en las que no pudo participar en la jornada siguiente al tener que abandonar la competición tras la crisis.

Por su parte, Carlos Perona exhibió también un buen nivel en la competición, quedando muy cerca del podio en la modalidad de kilómetro, donde fue cuarto debido a una pérdida de décimas en la arrancada inicial. En scratch, el de Tomelloso compitió en la manga conjunta  de C1, C2 y C3 donde fue segundo de su categoría C3 y quinto en la general.

El seleccionador regional, Victoriano Cerezo, hace un balance muy positivo del Campeonato de España tanto por la actitud personal de los dos ciclistas como en la forma de comportarse en carrera, a pesar de no tener experiencia previa en pista. Como resultado, subraya las buenas clasificaciones obtenidas, a pesar de ciertos detalles propios de la inexperiencia.